47700_370x0El Juzgado Mixto de la provincia de El Collao – Ilave desarrolló una “maratón” de audiencias en la lengua originaria aymara, con el fin de acercar la justicia a las personas en condición de vulnerabilidad, y resolvió 52 casos.

El juez Julio César Chucuya Zaga, informó que se expidieron sentencias en casos de violencia familiar y se otorgaron medidas de protección a las víctimas. Asimismo, se analizaron procesos de violencia contra la mujer y se realizaron charlas de sensibilización orientadas a los justiciables.

En la actividad, autorizada por la presidencia de la Corte Superior de Justicia de Puno, participaron el personal del Juzgado Mixto de El Collao-Ilave, representantes del Ministerio Público y defensores públicos.

Del mismo modo, estudiantes de la Escuela Profesional de Derecho de la Universidad Andina (filial Ilave) también brindaron su apoyo, quienes asistieron para aprender y colaborar en la administración de justicia en lengua originaria.

La jornada especial se desarrolló como parte del Plan Nacional de Acceso a la Justicia de Personas en Condición de Vulnerabilidad y de las 100 Reglas de Brasilia, la cual busca hacer justicia rápida para las personas más pobres del país.

El juez Chucuya Zaga explicó que se programó la “maratón” de audiencias en aymara porque esa es la lengua mayoritaria de las personas involucradas en procesos de violencia familiar en las comunidades y caseríos alejados. Además, anotó, porque se constató que hay mucha inasistencia de las partes a las audiencias.