43345_370x0Mientras uno, aunque no quiera aceptarlo, se resignó, el otro se resiste a aceptar la realidad y, por ello, dice que acudirá hasta las últimas instancias para hacer respetar su candidatura. Estos son los casos, respectivamente, de César Acuña (Alianza para el Progreso del Perú) y Julio Guzmán (Todos Por el Perú).

“Soy un defensor de la democracia y el estado de derecho; respeto la decisión del Jurado Nacional de Elecciones, pero no la comparto porque es injusta y excesiva y es un atentado contra la democracia”, manifestó el primero, tras conocer el fallo que, precisamente, lo excluye del actual proceso electoral.

En tanto, el segundo (Julio Guzmán), tras conocer también su exclusión de la contienda, anunció que recurrirán a la vía judicial peruana e internacional para que esto se invalide, al tiempo de calificar como “ilegales e inconstitucionales” los fundamentos del JNE que lo convierten ahora en un excandidato presidencial.

FUNDAMENTOS DEL JNE

En el caso de Guzmán, el fundamento central para confirmar las tachas contra su plancha presidencial fue la infracción de las normas de democracia interna para la elección de esta, lo que mereció el voto en mayoría de los magistrados Jesús Fernández, Elías Ayvar, y Jorge Rodríguez.

En tanto, en el caso de APP, el JNE consideró que César Acuña, a diferencia de lo que sostiene su partido político en su defensa, sí es candidato a la Presidencia. Indica, además, que la entrega de dinero a un joven de Piura y a los comerciantes de Chosica, constituye una infracción a la Ley de Partidos Políticos.