000013292MLas recientes modificaciones al Código Penal incluyen la prisión efectiva para las personas vinculadas a la comercialización ilícita de madera y para quienes destruyan los bosques naturales, precisó el alto comisionado en Asuntos de Lucha contra la Tala Ilegal, César Fourment Paredes.

Explicó que las reformas dispuestas por el Gobierno, en el Decreto Legislativo Nº 1237, como parte de las facultades legislativas otorgadas por el Congreso, ya se encuentran vigentes a fin de fortalecer el combate al citado flagelo.

“El Poder Ejecutivo dictó este tipo de normas de tal manera que la lucha contra la tala ilegal sea frontal. Esto también contribuirá a cumplir la tarea de proteger con firmeza los recursos forestales del país”.

Sin autorización

El funcionario explicó que los cambios al Código Penal establecen la pena privativa de la libertad para quienes dañen, destruyan y talen los bosques naturales sin contar con autorización.

La cárcel se incrementó hasta siete años para los que participen en la cadena delictiva del tráfico ilegal de madera, lo que implica adquirir, acopiar, almacenar, transformar, transportar, ocultar, custodiar, comercializar, embarcar, desembarcar, importar, exportar o reexportar el recurso en forma ilícita, anotó.

“Se ha considerado pertinente aumentar las penas en este ámbito para sancionar con firmeza este tipo de actividades ilícitas”.

Reveló que se estipuló penas de hasta siete años de prisión para las personas que obstruyan las investigaciones, verificaciones o supervisiones en relación con la trazabilidad de la madera, y de hasta cinco años, para las personas que empleen la intimidación o la violencia contra un funcionario que cumple su labor.

Se aumentaron las sanciones, de hasta diez años de cárcel efectiva para los que comentan delitos en el interior de tierras en propiedad o posesión de las comunidades nativas, detalló.

Para Fourment, ese tipo de medidas están orientadas también a proteger a las comunidades nativas y resguardar la paz social en esas zonas del país.

Interés

Como parte de la delegación de facultades, el Poder Ejecutivo declaró de necesidad pública, interés nacional y de ejecución prioritaria, las acciones de interdicción contra la tala ilegal y el tráfico ilegal de productos forestales maderables, así como las actividades relacionadas.

La citada medida, establecida mediante el Decreto Legislativo Nº 1220 el mes pasado, apunta a garantizar la seguridad, la conservación del patrimonio forestal nacional, el cumplimiento de las formalidades tributarias y aduaneras, y el desarrollo de actividades económicas forestales sostenibles.