Cerca de las 85% de docentes aproximadamente del ámbito de la Unidad de Gestión  Educación Local de Carabaya, tienen la condición de contratados y son provenientes de otras localidades de la región de Puno; ello  sería uno de los antecedentes, además de otras, de que las instituciones de Carabaya no reúnen las condiciones para el reinicio de clases presenciales.

Sin embargo algunos padres de familia tuvieron posiciones divididas respecto a esta disposición del Minedu, otros piden el reinicio de clases mientras que otros indican que si ellos sucede, existiría un alto riesgo de contagio.

El secretario general del SUTEP-Puno, Moises Chipana en comunicación con radio Altura, manifestó que si bien ellos tienen la predisposición de volver a clases, siempre existe el riesgo de salud. El Estado tiene la obligación de garantizar nuestra salud y será responsabilidad del Gobierno, enfatizó.