39660_370x0Aduciendo que se encuentran en situación de abandono por parte de las autoridades de la provincia de Carabaya y del Gobierno Regional de Puno, pobladores y dirigentes de las rondas campesinas del distrito de San Gabán plantean pertenecer a la región Madre de Dios.

“Todos los sectores y centros poblados del distrito de San Gabán, hemos decidido retirarnos de la provincia de Carabaya (Puno), porque no tenemos apoyos y solo nos generan problemas, por eso queremos pertenecer a Madre de Dios”, dijo el presidente de las Rondas Campesinas de San Gabán, Rolando Charpa Sucari.

Según el dirigente, esta decisión (que afectaría a unos 4 mil pobladores) se da a raíz de que no cuentan con la presencia del Estado, y porque hay falta de apoyo de la provincia de Carabaya y del Gobierno Regional, quienes no solucionan los problemas limítrofes con el distrito de Ayapata.

Asimismo, sostuvo que están viajando a Lima para ver el tema de la documentación, pues mencionó que en las próximas semanas oficializarán el pedido, luego de lo cual izarán la bandera de Madre de Dios en el medio de la Plaza de Armas de San Gabán.

También señalaron que la población de los centros poblados como Icaco, Chacaneque, Puerto Manoa, Carmen y Lechemayo, entre otros (San Gabán), están sumamente preocupados porque en unos 15 días se daría inicio a la erradicación de la producción de hoja de coca en el valle del Inambari.

“No estamos en contra de la erradicación de la coca en el Inambari, pero pedimos que primero nos den alternativas de producción, ¿de qué vivirán los campesinos que se dedican a la siembra de hoja de coca para sobrevivir?”, dijo el alcalde del centro poblado de Lechemayo, Walter Díaz Orihuela.

Indicó que una comisión de autoridades y representantes de rondas campesinas del distrito de San Gabán viajarán a Lima para exigir la presencia del Estado, al tiempo de pedir que se ejecuten vías de acceso a la selva para sacar los productos como piña, papaya, yuca, cacao, plátano, mediante el apoyo de DEVIDA.