Luego que el gobierno central aprobara el incremento de los sueldos para los alcaldes, el exprocurador de la procuraduría publica descentralizada de Puno, José Belon Jara, indico que es una medida cuestionable, debido a que varios burgomaestres están involucrados en actos de corrupción y tienen ingresos de otras modalidades.

Indico que el gobierno central debía de implementar estrategias de fiscalización junto al aumento de sueldo, porque hay muchos casos de corrupción, debido a que de 100 alcaldes, solo unos cuantos son honestos que no están involucrados con los casos de corrupción.

Al mismo tiempo, el exprocurador enfatizo que el gobierno central debería implementar una superintendencia nacional de fiscalización hacia los alcaldes, para que supervisen a las municipalidades y ya no se genere actos de corrupción.