Horror. Una mujer, que se dedica a reciclar botellas, halló un cadáver calcinado y descuartizado en medio de un basural de la urbanizacion San Sebastián, salida hacia Puno, en Juliaca.

Ayer sábado, ya unos recicladores de residuos sólidos, informaban del hallazgo del cuerpo sin vida en un basural, ubicado por la urbanización San Sebastián de la ciudad de Juliaca, a unos 300 metros del óvalo de la UANCV, salida a Puno.

Hoy, se hizo el levantamiento de cadáver y la diligencia estuvo dirigida por el fiscal Goyo Raul Quilla Baijó de la Primera fiscalía penal corporativa de la Provincia de San Román, de igual manera estuvieron presente los efectivos de la policía de SEINCRI.

El cadáver se encuentra internada en la morgue de Juliaca. La mujer que aún no ha sido identificada viste con pantalón Jean.

En el contexto de cómo fue encontrada la mujer, se presume que se trate de un caso de feminicidio. Al respecto, la Defensoría del Pueblo, en cumplimiento de sus funciones informó del hecho al Centro Emergencia Mujer, quienes asumirán el caso. De igual manera coordinó con SEINCRI, quienes se comprometieron a investigar el caso.