El valle de Esquilaya, ubicado en el distrito de Ayapata de la provincia puneña de Carabaya, es el nuevo espacio atractivo para el cultivo del café orgánico y no ha pasado mucho tiempo para que este producto de calidad obtenga reconocimientos internacionales.
En el reciente VI Concurso Internacional de Cafés Tostados al Origen AVPA, desarrollado en París (Francia) el café producido en Esquilaya obtuvo las medallas de plata y bronce. El embajador presente en este certamen fue el agricultor Adán Rodrigo Quispe, quien se mostró orgulloso por tan importante logro.
“Me siento muy emocionado y alegre”, refiere Adán al enterarse que su café alcanzó un meritorio reconocimiento mundial, y se suma a la larga lista de cafetaleros ranqueados de la provincia de Sandia.
En el importante concurso internacional fueron premiados también Prudencio Ochochoque Mamani y Genaro Cahuana Quispe, quienes obtuvieron la medalla de oro; y Juan Ernesto Tito Quito, quien logró el premio a la calidad en la categoría Gourmet.
Vestido con su ancestral atuendo de Chunchos de Esquilaya, llegó a la ciudad de Puno, para promocionar su producto estrella “Mundo del Café”, la nueva marca de bebida aromática que cautiva gustos, con propiedades de perfil floral, miel de maple, frutos rojos, cítrica, cremoso y consistente.
“Mundo del Café”, se cultiva en la finca Mirador a una altitud de 1,700 metros sobre el nivel del mar, una altura perfecta para producir un buen café orgánico, donde Adán, trabaja 14 horas diarias junto a su esposa, la fiel compañera de sus alegrías y tristezas.
Pero, esta vez le tocó sonreír por su primer logro internacional, que también prefiere compartir su alegría con sus paisanos del valle de Esquilaya, “agradezco a mis compañeros cafetaleros y este premio va para ellos”, refiere, el discreto agricultor, que cultiva las 5 variedades de café: caturra roja, caturra amarilla, típica, borbón y catimor.