47410_370x0El colmo. El actuar de los consejeros del movimiento político PICO ya rebasa los límites éticos y de debate, pues ahora han llegado al extremo de golpear a los consejeros que están cumpliendo una labor fiscalizadora dentro del Gobierno Regional de Puno.

Resulta que ayer la Dirección Regional de Energía y Minas organizó un evento dirigido a los consejeros regionales para hablar sobre los vacíos legales respecto al proceso de formalización minera; el evento se desarrolló en el hotel Qalasaya de la ciudad de Puno.

Sin embargo, cuando llegó el consejero Emilio Torres Patana, de Democracia Directa, su colega Hernán Vilca Sonco, del PICO, de pronto le mandó un puñetazo en el rostro, acusándolo de estar fiscalizando y hablando sobre su persona sin motivo alguno.

Por ello, el consejero regional Torres Patana tuvo que salir de ese local para entablar su denuncia ante la Comisaría Policial de Puno, y también acudir a la correspondiente revisión con el médico legista.

“Yo estaba entrando tranquilo al evento que nos invitaron, y ni bien me miró, me golpeó; sé que estas acciones son producto de la fiscalización que estoy desarrollando al Ejecutivo del Gobierno Regional de Puno”, expresó Torres Patana.

En ese marco, dijo que hoy en la sesión de Consejo Regional pedirá la sanción correspondiente en contra de Hernán Vilca Sonco. “No se puede permitir que se llegue a hechos de violencia, las ideas deben combatirse con ideas y no con agresiones físicas”, señaló.

FUENTE: LOS ANDES