En una multitudinaria masa humana, fue despedido el “padre de los macusaneños” José Santos Quispe Aliaga quien fue enterrado la tarde de este domingo en medio de lágrimas interminables de amigos y familiares que arengaron su nombre en todo el recorrido al cemeterio municipal de Macusani.
Familiares, amigos, autoridades llegados desde diferentes partes del país dieron el último adiós a este personaje que se ganó por cerca de ochenta años, el cariño, no solo de los macusaneños, también de toda la provincia de Carabaya quienes lo recuerdan como un hombre que siempre estuvo al servicio del pueblo.
El féretro de don José fue velado desde la tarde del sábado en la ciudad de Macusani, en el Club Antocha Carabaina. A las 11:00 de la mañana de este domingo se celebró la misa de cuerpo presente en la iglesia San juan Bautista, para en horas de la tarde ser llevado hasta el cementerio donde descansa sus restos mortales.
Radio Altura llevó a sus hogares todo el periplo de este acontecimiento que quedará marcada en la mente del pueblo de Carabaya.
José Santos Quispe Aliaga (85) nació un primero de noviembre de 1932 en la provincia de Melgar, sus primeros años lo pasó en la tierra de la huallata. Sus tíos se dedicaban a la actividad comercial y se posicionaron en la ciudad de Carabaya.
Este oficio que les resultó rentable, hizo que los tíos se vean en la necesidad de tener colaboradores. Ellos habían adquirido un vehículo y se veían obligados a contar con un conductor y un ayudante y es cuando fue llamado un joven José para que se viniera a Macusani y laborar como ayudante en este vehículo recorriendo diferentes vías de comunicación. Así es como llega a Macusani el entrañable José Santos.
Ya años más tarde el mismo decide comprar un vehículo y brindar servicio en la ruta Macusani-Ayapata luego apertura sus servicios al distrito de Ituata y a la ciudad de Juliaca; al frente del volante teníamos un amable, consejero y amigo José. De este trajinar es el que más recuerda la población.
El “padre del pueblo” fue multifacético, era deportista, era conductor, era mecánico y múltiples oficios.
Carabaya recuerda su denodado esfuerzo en la culminación el templo San Juan Bautista, sus gestiones para la denominación como José Macedo Mendoza de una de las instituciones secundarias más importantes de Macusani; su trabajo ad honórem como concejal de Carabaya, entre otras labores que lo hicieron un hombre completo y ser llamado “el padre del pueblo”.