El titular de la Dirección Regional de Salud de Puno, Walter Oporto Pérez, confirmó que hasta en un 20% se incrementaron los casos positivos de la COVID-19 en las últimas semanas a nivel de la región de Puno. Reveló que por día se registran hasta dos fallecidos.

Consideró que esta situación se debe a diversos factores, desde el incumplimiento de los protocolos de bioseguridad de parte de la población, ingreso de ciudadanos extranjeros y nacionales; así como el deterioro de las condiciones climáticas (bajas temperaturas).

Dijo que la región de Puno está mejor preparada para afrontar un incremento ligero de la pandemia; sin embargo, aclaró que, de registrarse un escenario similar a los meses de julio, agosto y septiembre del año 2020, el sistema de salud podría nuevamente colapsar, por ello, exhortó a la población a no bajar la guardia y cumplir con todos los protocolos. Además, recordó que vienen haciendo los esfuerzos para redoblar la capacidad de respuesta.

De otro lado, mencionó que el Comando Regional Covid-19, ha sido reactivado, cuya jefatura lo asumirá el mismo director regional de salud de Puno, Walter Oporto Pérez. Admitió que la reactivación del comando surge a la necesidad de trabajar articuladamente con los demás sectores. También, anunció que en los siguientes días por fin y tras varios reclamos de la federación médica reactivarían el Consejo Regional de la Salud.