331643Miles de personas llegan a *Mesa Redonda y a los alrededores de Mercado Central en busca de todo tipo de artículos alusivos a Halloween. Máscaras, disfraces, pelucas, arañas de jebe, calabazas de plástico, brujas de cartón y hasta la ‘bemba’ de Jefferson Farfán se ofertan en los jirones Andahuaylas, Huallaga y Cusco, en el Cercado de Lima.

Mientras los disfraces por Halloween de superhéroes como el Capitán América, Superman y el Hombre Araña se ofertan a S/.30 la unidad; las máscaras de crueles villanos como Freddy Krueger, Chucky y Jason de la saga ‘Viernes 13’, se venden desde S/.15.

También encontrará disfraces para las pequeñas de la casa, para que luzcan como brujas, abejitas, pequeños ángeles y mariposas, cada uno desde S/.40.

Tampoco podían faltar las indumentarias de la muñeca diabólica Annabelle y de la novia de Chucky, así como los cuernos de Maléfica en la galería Damnificados Mesa Redonda.

“Casero, si lleva al por mayor le damos un descuento. Por ejemplo, 6 sombreros de Jack Sparrow de Piratas del Caribe, le costará S/.70, normalmente cuesta 90”, dice una vendedora en un puesto de la cuadra 7 del jirón Huallaga.

Este año la gran novedad y el articulo más vendido es la ‘bemba’ de Jefferson Farfán que se oferta a S/.5 en las tiendas de la cuadra 5 y 6 del jirón Andahuaylas.

Otro artículo infaltable es la piñata con forma de calabaza, que se oferta a S/.15. Además, las pelucas multicolores de payasos cuestan S/.10. Pero si no le alcanza el dinero, no se preocupe, también podrá encontrar máscaras de plástico a S/.3 la unidad y arañas de jebe a S/.2.

PARA TENER EN CUENTA
Si bien todos esperan divertirse en este Halloween, recuerde que hay artículos que no cuentan con registro sanitario ni sellos de seguridad y que pueden ser peligrosos para la salud de los niños. Por ello, la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) pidió a los padres de familia no comprar productos de dudosa procedencia.

“No se deje sorprender por comerciantes inescrupulosos quienes vienen ofertando máscaras, calabazas de dudosa procedencia que podrían causar daños a la salud de los niños”, manifestó Elmer Quichiz, director ejecutivo de Ecología y Protección del Ambiente de Digesa.

Asimismo, recomendó que antes de comprar golosinas, se revise si están debidamente etiquetadas, que cuenten con registro sanitario, nombre del productor, fecha de vencimiento, ingredientes, número de lote del producto, entre otros.

“Así evitará que los niños se enfermen al comer productos vencidos”, subrayó el funcionario. La advertencia está hecha.