Más de 10 mil agentes policiales de distintas unidades y 4 mil efectivos de las Fuerzas Armadas reforzarán e intensificarán patrullajes preventivos en vehículos y a pie, en Lima y Callao. Los uniformados estarán desde hoy distribuidos en puntos estratégicos y en lugares de mayor concentración de personas, con la finalidad de cautelar la seguridad y la integridad antes, durante y después de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

De este modo, se ejecutarán controles en lugares de concentración masiva como centros comerciales, bancos, sectores de comercio informal, entre otros. También se efectuarán operativos contra la delincuencia, tomando como base la georreferenciación del delito.

Además, las autoridades llevarán a cabo el decomiso de materiales pirotécnicos.

En toda la capital también habrá presencia policial y militar para hacer cumplir la restricción del uso de autos particulares dispuestos por el Gobierno para reducir la posibilidad de contagios del Covid-19.

El personal estará desplegado en las avenidas, también en las carreteras de la ciudad.