43185_370x0La sesión de Consejo Regional de Puno se tornó bastante tensa, en la víspera, luego de que se conociera que la Gerencia de Desarrollo Social del Gobierno Regional (GR) de Puno transfirió a la región de Abancay un total de 10 de aulas prefabricadas, pese a la necesidad que se tiene en la región Puno.

Según se informó, el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), contaba con 100 módulos de aulas prefabricadas en la región Puno, 10 de los cuales fueron transferidos a instituciones educativas de la región de Abancay.

Este informe ha despertado reacciones airadas en los integrantes del Consejo Regional. Uno de ellos fue el consejero regional por la provincia de Puno, Walter Paz Quispe Santos, quien mostró su malestar e indignación, debido a que la región necesita de aulas para mejorar la calidad educativa.

“No es posible que se esté transfiriendo a otros lugares, necesitamos esas aulas”, señaló el fiscalizador puneño, al referir que eso, una vez más, refleja la poca capacidad de los funcionarios del Gobierno Regional de Puno.

Por su parte, el coordinador regional de Aulas Prefabricadas, Leoncio Aguilar Lipa, señaló que la transferencia de los módulos se produjo en la gestión anterior, salvándose así de la responsabilidad que tuviera en este caso.

Sin embargo, dijo que se ha solicitado que los módulos restantes sean distribuidos a las instituciones educativas de la región. “Los directores de las instituciones educativas deben realizar el trámite respectivo”, exhortó.