descargaEn medio de la moción de censura al ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, el Gobierno, a través de su cartera, destituyó en el cargo a la procuradora Julia Príncipe, a quien se le había iniciado una investigación por las declaraciones que brindó acerca de las supuestas agendas de Nadine Heredia.

A través de la resolución suprema N° 192-2015-JUS, publicado este martes en Normas Legales de El Peruano, el Ministerio de Justicia da por concluida la designación de Príncipe Trujillo como procuradora pública en lavado de activos, cargo que ocupaba desde hace 12 años.

Con esta decisión del Ejecutivo se agrava la situación del ministro Adrianzén, quien está próximo a atravesar una moción de censura en el Parlamento Nacional. Pese al respaldo que recibió la noche del lunes por el gabinete ministerial, la oposición en el Congreso asegura que tiene los votos suficientes para censurarlo.

Para el congresista de Acción Popular – Frente Amplio, Víctor Andrés García Belaúnde, la decisión del Gobierno es contraproducente y se puede entender como una venganza contra Príncipe por las declaraciones que ofreció en torno al caso de la primera dama.

En un inicio Julia Príncipe fue reprendida por declarar en medios de comunicación sobre el caso de la agendas atribuídas a la primera dama, Nadine Heredia. De acuerdo a las normas de su entidad, para declarar tiene que solicitar permiso y ella no lo hizo. No obstante, se trata de una regla que no suele ejercerse. De allí que se presuma que el cuestionamiento a la procuradora, y ahora su destitución, se deba a una censura.

Fuente: (La República)