Con la precisión con la que colocó el balón lejos del alcance de Carlos Cáceda en el clásico del domingo, Germán Pacheco analizó el triunfo de Alianza Lima ante Universitario sin marearse.

“Los dos equipos tuvimos ocasiones. Después del gol sabíamos que iba a cambiar el partido. Con el segundo gol cambió más el partido y nosotros pudimos controlar mejor la pelota”, indicó ‘Pachegol’.

“Esta victoria la hemos tomado con tranquilidad y con humildad, debemos seguir trabajando”, agregó el argentino, quien, además, agradeció al hincha por el apoyo. “No esperaba tanto cariño de los hinchas. Es una sensación única”, dijo.

Juró que no fue mano

En tanto, otro de los destacados del clásico, Miguel Araujo, confesó que no hubo mano en la polémica jugada del primer tiempo.

“Con la sinceridad del caso, no fue mano. Me choca en la boca del estómago. Incluso lo juré en mi casa, porque no me creían”, confesó el defensor blanquiazul.