1516301El avión que traslada a Gerald Oropeza arribó a Lima, al Grupo Aéreo N° 8 de la FAP, tras más dos horas de vuelo desde la ciudad de Tumbes; tras ello fue trasladado a la sede de Dirincri.

El ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, y altos mandos policiales supervisaron el traslado del también conocido como “Tony Montana”.

Se informó que al momento de la detención de Oropeza se le halló un celular, pero no portaba ningún documento de identidad, además de no querer informar dónde estuvo alojado.

PERMANENCIA EN TUMBES

Oropeza permaneció un promedio de dos horas en el Centro Binacional de Atención Fronteriza, exactamente dentro del local de Migraciones de Zarumilla.

La entrega fue realizada por el viceministro del Interior de Ecuador al titular del Mininter, quien negó que el intervenido se haya acercado voluntariamente a la justicia de su país.

Oropeza llegó a Tumbes, tras ser trasladado por vía terrestre desde Guayaquil a la zona fronteriza de Huaquillas.

COORDINACIÓN CON POLICÍA ECUATORIANA

Esta madrugada, el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, informó en Tumbes que ya había coordinado con la Policía ecuatoriana la entregará de Gerald Oropeza por dicho sector.

Asimismo, dio a conocer que las autoridades judiciales de ese país determinaron su deportación por haber ingresado sin permiso a su territorio.

“La información que nos entregó Ecuador, al promediar la 1.15 de la mañana, cuando salíamos  de Lima, es que el juez actuante califica de flagrancia y la legalidad de la detención en torno a la contravención migratoria, esto es evasión de filtro, por parte del señor Gerald Américo Oropeza López, ordenando su inmediata deportación”, manifestó.

La Policía informó que el también conocido como “Tony Montana” será trasladado al paso fronterizo de Huaquillas, a fin de ser entregado a las autoridades peruanas, esto con las debidas medidas de seguridad y actas correspondientes.

CONOCÍAN SU PARADERO

El titular del Mininter informó que ya conocían el paradero de Oropeza pero estaban confirmando con las autoridades ecuatorianas.

“Sabíamos dónde estaba, sabíamos la zona pero era más fácil que bajaran, teníamos conocimiento para hacer contacto con gente peruana, pero ese encuentro se frustró; no sabemos si fue un “soplo”, pero así no podía volver al Perú, cualquier persona lo podía identificar”, dijo.

Mencionó que cuando rastrearon la zona concreta donde se ubicaba lanzaron las alarmas hace unos días e hicieron el contacto con Lima. “Un día no se logró ver a Oropeza con cual se pensó en su fuga, pero con un trabajo de inteligencia se le ubicó otra vez y procedió a su detención”, finalizó.