Un día después de que Marcelo Odebrecht y Jorge Barata acudieran a una reunión en Palacio de Gobierno, el 9 de agosto de 2012, el Ejecutivo presentó al Congreso el proyecto de ley “que afianza la seguridad energética y promueve el desarrollo de polo petroquímico en el sur del país”, norma que le dio el marco legal al origen del Gasoducto del Sur.

Así informó el portal Convoca.pe, que mostró el cuadro de visitas del Despacho Presidencial de esa época, cuando Ollanta Humala era el presidente de la República.

Odebrecht y Barata —máximo ejecutivo de la empresa brasileña y ex representante de la firma en el Perú, respectivamente— se quedaron cerca de cuatro horas en Palacio, según consigna el documento.

Horas después de la cita, el entonces mandatario Humala y su primer ministro, Juan Jiménez, enviaron el proyecto al Parlamento, que presidía el ex legislador nacionalista Víctor Isla.

“Mucho estimaremos que se sirva disponer su trámite con el carácter de urgente”, se lee en el documento.

El marco legal para el Gasoducto del Sur fue aprobado en diciembre de ese año con 95 votos a favor. La bancada oficialista era mayoría en ese periodo.
En esta norma también se incluyó el cobro a los ciudadanos en los recibos de luz para financiar su construcción.

Precisamente, la licitación del gasoducto, megaproyecto de US$7,300 millones de inversión que fue concedido al consorcio que encabezaba Odebrecht, está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción, que busca esclarecer si hubo favorecimiento a la firma brasileña.