El consejero regional por la provincia de Chucuito – Juli, Uriel Salazar, en la víspera denunció que las actuales autoridades del Gobierno Regional de Puno, pretenderían inaugurar las instituciones educativas del nivel inicial con algunas deudas pendientes.

“Estas instituciones ya están concluidos, pero muchos trabajadores aún no reciben sus pagos”, expresó el fiscalizador, quien también aclaró que la deuda sólo es a trabajadores y no a las empresas proveedoras.

Recordó que el último fin de semana se originó todo un problema por esta situación, el mismo que fue subsanado por el Subgerente de obras del Gobierno regional de Puno. Alertó a las demás provincias a tomar las acciones, ante la actitud de algunos funcionarios de la región.