Si en el mes de junio el frío se sintió con intensidad, en julio la región Puno vivirá una especie de “era del hielo”. El subgerente de Defensa Civil del Gobierno Regional de Puno y jefe del Centro de Operaciones Regional (COER), Germán Quispe Chaiña, advirtió que durante el mes que se avecina, las temperaturas bajarán aún más y se prevén también nevadas. La información brindada por el funcionario está basada en el pronóstico que ha dado a conocer el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi).

Teniendo en cuenta esta información, los alcaldes de las diferentes municipalidades distritales y provinciales deben poner énfasis en la tarea de prevención de riesgos de desastres.

La declaratoria de emergencia de otras 22 localidades, permite viabilizar un mejor trabajo, para focalizar y brindar la ayuda necesaria, sostiene Quispe Chaiña.

En relación a la entrega de ayuda, el día de hoy el Gobierno Regional de Puno, inicia esta jornada con la finalidad de atender a quienes más lo necesitan. La ayuda llegará a localidades ubicadas en 8 provincias. De la misma forma, el titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Puno, Enrique Sotomayor Perales, dio a conocer las decisiones que se han tomado a raíz de la declaratoria de emergencia.

El funcionario de salud, emitió una disposición, donde se suspenden las vacaciones del personal que se encuentra en las zonas, consideradas las más vulnerables. Además, el Ministerio de Salud, ha dispuesto un presupuesto de más de S/516 mil soles que ha sido destinado a la adquisición de medicamentos e insumos. “Nosotros garantizamos que los establecimientos estén con las puertas abiertas, para atender a quienes lo necesiten”, señaló.