396582Presidenta del Congreso, Luz Salgado, suspendió la sesión a las 23:08 horas, y convocó a la Representación Nacional a las 09:30 del 19 de agosto.

Las cartas están sobre la mesa. El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, expuso ayer ante el Congreso la política general del gobierno planteando una “revolución social” con un Estado moderno. Para ello, anunció más de 160 medidas en diferentes sectores.

Poco después de las 09:40 horas, Zavala inició su exposición. La lectura de su plan le tomó más de dos horas. Anunció un programa de cuatro grandes ejes: Oportunidades, inversión social, agua e infraestructura; seguridad ciudadana y lucha contra la corrupción; empleo, formalización y reactivación económica; y como cuarto punto, acercamiento del Estado al ciudadano.

En cada uno de esos ejes se plantearon objetivos y metas para tres escenarios: los primeros 100 días, durante la gestión del gobierno, y de cara al Bicentenario (2021).

Dentro de las metas al Bicentenario se destacó la erradicación de la pobreza extrema, reducción de la pobreza nacional de 22% a 15%, reducción de la pobreza urbana de 14.5% al 9%, reducción de la anemia y de la desnutrición infantil, “afrontar sin titubeos el incremento de la inseguridad ciudadana y de la corrupción”, y el ingreso a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante el preámbulo de su exposición, Zavala reveló su admiración por el historiador Jorge Basadre.

Tampoco pasó desapercibido su intento por congraciarse con el fujimorismo destacando que el gobierno de Alberto Fujimori fue el que “impulsó las reformas fundamentales para estabilizar la economía, recuperar la vitalidad productiva del país y combatir el terrorismo”.

También se refirió al gobierno de transición del extinto ex presidente Valentín Paniagua, de quien dijo siguió los pasos del ex presidente Fernando Belaunde e impulsó la institucionalidad.

A Alejandro Toledo le reconoció haber logrado un crecimiento económico sostenido y empujar la descentralización, mientras que de Alan García afirmó que le dio el impulso decisivo a la economía, redujo la pobreza e inició los proyectos de gran envergadura.

“Reconocemos lo que nuestros antecesores han hecho, pero también tenemos muy claro lo que se dejó de hacer y lo que se puede hacer mejor. Tenemos claro que no podemos seguir en piloto automático”, enfatizó.

La referencia a Ollanta Humala destacando el tema de la inclusión social y el hecho de haber culminado la delimitación de todas las fronteras, motivó que –al término de su disertación– la oposición, principalmente, Fuerza Popular y el Apra, lo cuestionaran por no revelar las cifras del déficit que ha encontrado Pedro Pablo Kuczynski al asumir el gobierno ni los hechos de corrupción del anterior mandato.