42833_370x0Aparentemente, el meteórico ascenso de Julio Guzmán quedará en simple anécdota. Pasa que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) emitió una resolución que declara improcedente la inscripción del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y del tribunal electoral de su partido, Todos por el Perú (TPP).

Específicamente, el fallo se refiere a la solicitud presentada por el partido TPP para modificar su partida electrónica e inscribir el CEN y el mencionado tribunal, los cuales designaron a Julio Guzmán como postulante a la presidencia.

En consecuencia, su candidatura se invalidaría, por lo que no podrá tentar la presidencia en este proceso electoral. Esto, pese a que el fallo del JNE es “independiente de la inscripción de la fórmula presidencial y listas al Congreso de la República y al Parlamento Andino, que están en trámite ante los Jurados Electorales Especiales”.

Algo que, sin bien solo responde a la apelación presentada por TPP, debería devenir, en los próximos días, en la exclusión de Guzmán de los comicios generales, pues su partido incurrió en una falta (ahora inapelable) que contraria las reglas del actual proceso electoral.

De esta manera, aunque la inscripción de la fórmula presidencial, lista de candidatos al Congreso y al Parlamento Andino de TPP, todavía continúan en trámite en los respectivos Jurados Electorales Especiales (JEE) del país, también serían tachadas.

No obstante esto, es JEE de Lima Centro el que decidirá la suerte del candidato. De excluirlo y de que, consecuentemente, Julio Guzmán apele este fallo, será el JNE el que deberá pronunciarse, como última instancia, considerando si el derecho constitucional a postular es superior al hecho de no cumplir temas administrativos.