La mañana de este miércoles, un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de Juliaca (UNAJ), protestaron frente a la sede administrativa, demandando a sus autoridades la entrega integra de chips y la renuncia del Ministro de Educación, Martin Benavides.

Indicaron que muchos de los estudiantes no tienen los recursos suficientes para solventar los gastos que demanda tener una línea de internet. Sin embargo, el Sistema de Focalización de Hogares (SISFOH) no los habría considerado para ser beneficiados con la entrega de chips.

Con esta medida exigen a las autoridades atender sus demandas y reconsideración, porque varios servicios que brindaba la universidad están paralizadas y  el  presupuesto  debería ser direccionado  en favor del estudiantado.

Al respecto, el presidente de la Comisión Organizadora de la UNAJ, Freddy Martín Marrero, sostuvo que será improcedente atender esta demanda por una situación presupuestal; además que según decretos de urgencia emitidos por el gobierno central dispusieron un límite para el uso de presupuesto.

Sin embargo, en un afán de atender la preocupación de los estudiantes anunció que canalizara algunos convenios con las municipalidades, para que los estudiantes de escasos recursos económicos puedan beneficiarse y no se perjudiquen.