Estudiantes carabainos en la Universidad Nacional del Altiplano de Puno, mostraron su preocupación por la cancelación de la línea claro por la primera casa superior de estudios.
Los estudiantes se encuentran restringidos de este servicio pero que las clases virtuales ya iniciaron y los docentes ya dejaron trabajos.
Esto genera en los estudiantes y padres de familia un gasto adicional en esta educación remota o virtual.