La coordinadora de inmunizaciones de la Red Asistencial de EsSalud Puno, Yovana Gonzales Colquehuanca, informó que  de un total de 909 personas que laboran en primera línea, una quincena renunció a recibir las vacunas contra la COVID-19.

Asimismo, indicó que un total de 43 profesionales no calificaron para la primera dosis de vacuna contra el coronavirus, por registrar con algunas enfermedades detectados por el equipo de triaje.

“Según la norma establecida por el Ministerio de Salud, la vacunación contra el virus no es obligatoria, razón por la cual, algunos prefirieron no someterse a la inmunización”, expresó la funcionaria.

En ese sentido, informó que un total de 139 profesionales de primera línea, empezaron a vacunarse con la segunda dosis,  eso ocurrió la mañana de este 4 de marzo en el patio central del colegio La Merced de la Ciudad Lacustre.