Gran incertidumbre dejó dentro de la población, la repentina desaparición de las dos menores en el distrito de Ollachea y su posterior ubicación en la cima de un cerro la tarde de ayer martes.

Fue el hermano mayor quién las encontró después de horas de búsqueda. Él narró que una de sus hermanas le llamó señalándole que se encontraban en esa zona (cerro), sin embargo le puso como condición que vaya solo sin la compañía de ningún otro familiar.

Una vez llegado al lugar de la cita las menores no quisieron regresar a casa sin embargo luego de hablar por varios minutos, finalmente el hermano mayor pudo convencerla para ir donde sus padres, con apoyo de la población. “No están normales, alguien les está amenazando no quisieron dormir en la noche” agregó el familiar.

“Quiero ayudar para cuidar a mis hermanas porque alguien las llevó con engaños para otros fines” relató preocupado. Luego de poner en alerta a toda la población, los posibles raptores no pudieron como salir de Carabaya es por ello que iban caminando por el cerro, manifestó.

Probablemente las personas con las que eran llevados estas dos menores escaparon.