estafaInescrupulosas mujeres llegaron en noviembre a la provincia de Carabaya y con engaños empadronaron a más de 500 personas.

Maritza Clemente Mamani y Verónica Sudaela Aguilar Estepia ya están internadas en el Penal de Mujeres de Lampa (región Puno) luego que el Juzgado de Investigación Preparatoria de Carabaya su internamiento preventivo por cuatro meses por traficar con terrenos ajenos.

Las imputadas son acusadas del delito contra el patrimonio, en su modalidad de estafa agravada, por de haber engañado a más de 500 personas con la venta de terrenos en la localidad arequipeña de El Pedregal.

Durante la audiencia de conoció que estas mujeres solicitaban a incautos ciudadanos una inicial de cinco nuevos soles para que se les entregue una determinada extensión de terreno de propiedad de Eufenia Cerapia Choquepata Pari.

Estas personas aparecieron en la provincia de Carabaya en noviembre del 2015, y en el distrito de Ayapata ya habían empadronado a 400 personas y 250 aproximadamente en Macusani.