Germán Cutipa Flores, responsable de estadísticas e informática de la Dirección Regional Agraria de Puno, indicó que en el mes de agosto inició la campaña agrícola 2019 – 2020, sin embargo no hubo presencia de precipitaciones pluviales a consecuencia de ello sólo se habría realizado la siembra en las áreas bajo riego.

Precisó que especialmente en las provincias de Sandia y Carabaya donde existen valles interandinos dónde siempre hay presencia de lluvias inició el sembrío de papa, oca, olluco, pero en el altiplano aún no hubo siembras, lo que se espera revertir en el presente mes tras el registro de pocas lluvias.

Explicó que en este mes los productores aprovecharan en sembrar la quinua, el principal cultivo en la región, también cebada grano, entre otros. En esta campaña agrícola se tiene la intención de sembrar alrededor de 35 mil hectáreas.

Aclaró que todo depende del registro de lluvias para que las siembras se realicen de manera normal.