La asociación de Productores de Aguaymanto del distrito de Ollachea-Carabaya se proyecta a ser una potencia en el mercado regional con la venta de los derivados de este fruto bandera del distrito, luego de lograr finalmente el anhelado equipamiento para procesar este fruto.

Teddy Alvares presidente de esta organización, que al momento agrupa más de 30 socios de la comunidad Ccasa, señaló que en un breve tiempo ya iniciaran la venta de estos derivados en el mercado local y regional.

El aguaymanto o “k´usmayo” en quechua, es un cultivo perenne que dura tres años por lo menos su periodo vegetativo, cuya producción data desde los tiempos del incanato, según nos explica el especialista Rene Mamani señalando que el aguaymanto es originario de los andes de América del Sur entre Perú, Bolivia y Ecuador.

El ambiente óptimo para el desarrollo de este fruto son las zonas ubicadas de entre los 2000 a 2500 m.s.n.m. y Ollachea se encuentra dentro de ese parámetro altitudinal por lo que dijeron que ellos se sienten bendecidos.
Cajamarca inicia con el sembrío del aguaymanto en el Perú allá por la década de los 70, luego va avanzando hasta Cusco. En Ollachea existía la producción del aguaymano pero en una variedad criolla y tenían que cosecharlo una vez por año lo que no resultaba muy rentable para el productor.
Hace poco los mismos productores con el apoyo de algunas especialistas trajeron la variedad colombiana y esta resultó ser todo un potencial en la producción porque durante todo el año se puede cosechar y es en ese contexto que hoy por hoy Ollachea lleva como un producto bandera este fruto.

Ahora se sabe que este fruto también podría ayudar a prevenir en alguna medida el tan temido coronavirus.