El Viernes Santo representa para los cristianos el día en que murió Jesús en la cruz, en este día los fieles hacen penitencia, guardan ayuno y se evitan de comer carnes rojas. Ayer fue principalmente, un día de duelo ya que se recuerda la crucifixión de Jesucristo en el calvario.

Desde tempranas horas los feligreses se reúnen en los templos para escenificar o representar el Vía Crucis, regularmente, este hecho empieza a las cuatro de la mañana teniendo como punto de concentración alguna iglesia para luego dirigirse a un cerro que representa el calvario, donde finalmente crucifican al Nazareno. En Puno generalmente se sube a cerros como, Cancharani, LLallahuani y Azoguini.

“El sábado debería ser el día de celebración más grande, pero muy pocos nos reunimos, la resurrección de cristo tiene mucho significado pues es el misterio de nuestra salvación, con Jesús resucitado los cristianos hemos vencido la muerte y el pecado, que acompañar a nuestro señor en este recorrido no sea motivo de paseo ni de estar bebiendo, ¡reflexionemos!”, dijo el padre del templo San Juan, Josafeth Forero Espeleta.

“yo vengo aquí al cerro Azoguini acompañando el viacrucis desde hace diez años por fe, ya que esta semana es para reflexionar, estos días dios no invita abrir nuestros corazones por eso debemos reflexionar” Teniente Gobernadora Puno Salcedo, María Pimentel.