Entre 10 y 15 soles estarían cobrando algunos transportistas informales que aprovechan la circunstancia para brindar servicio de pasajeros en la ruta de Azángaro a Juliaca-viceversa. Evidentemente muchos no cumplen los protocolos de bioseguridad

“Frente a esta realidad, resulta urgente la reactivación del transporte legal, las unidades vehiculares (Renault) tienen 15 pasajeros, si acatan las medidas de seguridad solo deberían viajar 8 pasajeros; sin embargo, según cuenta la pasajera, los carros solo llevan hasta la zona de Maravillas”precisa una denuncia efectuada el mismo que contrasta con una realidad en la diferentes vías de comunicación de la región Puno

Sin duda la necesidad de la población de viajar de una localidad a otra es inminente y por ello se busca reactivar el transporte interprovincial.