Eliza Mamani Flores es una joven estudiante del quinto semestre de la Escuela Profesional de Ingenería Económica de la Universidad Nacional del Altiplano y  al igual que muchos estudiantes, ella llegó el pasado enero hasta Santiago, la capital de Chile para trabajar por vacaciones y ayudar a costearse los gastos de estudio y cuando ya buscaba retornar a su natal Carabaya, se dispuso el Estado de Emergencia quedando varada en Arica-Chile.

La estudiante se comunicó con radio Altura y contó el drama que vive por casi 17 días: Cuando llegó procedente de Santiago a Arica, junto a su hermano Ruiz, las autoridades les impidieron continuar con su recorrido a Tacna-Perú y en los primeros días tuvieron que dormir en la calle.

Ya después de tanto reclamar en el consulado, las autoridades los aislaron en un hospedaje y desde entonces permanecen ahí. “El poco dinero que recabamos mientras trabajábamos, ya se nos ha acabado y queremos retornar a Puno por favor” exclamó la joven natural de Macusani del barrio Jorge Chávez.

La alimentación es precaria en la zona debido a la gran cantidad de connacionales que se concentran en Arica buscando cruzar la frontera, agregó. Por ahora solo apelan a la caridad humana de las autoridades de Tacna y Perú para que puedan traerlos de retorno a Puno. Cabe señalar que en Chile se decretó de estado de catástrofe por 90 días a consecuencia del coronavirus.