El prefecto regional de Puno Wilber Apaza Díaz, informó a través de radio Altura que luego de conocerse el primer caso del coronavirus en la vecina región de Madre de Dios, se dispuso la presencia del Ejército Peruano en la zona fronteriza con Puno, para cerrar por completo  el paso de personas.

Durante las últimas horas se ha coordinado con la Policía y el Ejército para que se intensifique las medidas de control en la zona, para evitar la presencia de ciudadanos sospechosas de contraer el coronavirus.

Además se hará cumplir rigurosamente el Estado de Emergencia que ha dispuesto el Gobierno Nacional, además de un Toque de Queda que rige desde las 8:00 de la noche y 5:00 de la mañana.