Dos empresas mineras que operan en la provincia de Lampa, están provocando contaminación ambiental que afecta directamente a miles de productores del campo. Además, el 95% de terrenos comunales están concesionadas, señaló la dirigente, Elsa Mamani.

Recordó, que estas empresas son: Arasi Sac y Logroño Sac, a quienes poco les importa el cuidado del medio ambiente y como prueba se tiene la contaminación del cuenca Llallimayo, que afectó a cientos de agricultores y las autoridades no fueron severos con la fiscalización y por el contrario se parcializaron.

También citó a la minera Logroño SAC, que obtuvo la autorización de operación de manera fraudulenta en complicidad de las ex autoridades regionales, que pese a las observaciones continúa operando actualmente.