El director del Instituto de Educación Superior Pedagógico Público de Puno, Arcadio Modesto Jara Aquise, aceptó que esta institución entra a un proceso de rescisión administrativa; es decir, a una suspensión temporal. No obstante, por el momento, los estudiantes no serían afectados directamente.

Jara Aquise, le culpó a su antecesor de la suspensión de esta institución por un año, sin embargo, sostuvo que viene preparando la documentación general para que esta suspensión baje por lo menos a seis meses, ya que actualmente están impedidos a convocar exámenes de admisión, convocar a concurso para docentes y apertura de nuevas carreras y otros.

Precisó que la recesión no afectará por el momento a los estudiantes que ya ingresaron a esta casa de estudios, incluido los últimos ingresantes; sin embargo, en el año 2019 podrían ser impedidos de convocar procesos de admisión en caso de que no levanten las observaciones que les hizo el Ministerio de Educación.

Acotó que la anulación de la revalidación del funcionamiento de esta institución fue por observaciones en la infraestructura; por ello, hizo un llamado a las autoridades para que puedan ayudar en elaborar un expediente técnico para construir nuevas instalaciones.

Como se recuerda el Ministerio de Educación, a través de la resolución directoral, número 035-2018, dispuso la apertura del expediente conducente al receso de oficio del Instituto de Educación Superior Pedagógico Público Puno; es decir, debe iniciarse con la suspensión temporal de esta institución.