Frente a las denuncias en contra de la Red de Salud Lampa, respecto a la comisión de actos de corrupción en el proceso de contrato CAS 2017, ya que no se reportaron plazas a la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Puno, Pedro Valero, titular de la entidad lampeña, negó que se hayan ocultado plazas o incurrido en hechos ilícitos.

Informó, más bien, que se reportaron todas las plazas vacantes disponibles a la Diresa Puno, para que mediante concurso sean adjudicadas. Según precisó, las plazas disponibles son solamente nueve.

Asimismo, señaló que hubo una cantidad de personal a la que se ratificó el contrato, de modo que permanezca en la institución; ellos, aseguró, fueron prudentemente evaluados por la comisión conformada dentro de este estamento de salud.

En otro momento, el titular de la Red de Salud Lampa informó que todos los trabajadores contratados en el proceso CAS 2016 fueron evaluados y que los observados fueron retirados; las vacantes que estos dejaron fueron informadas a la Diresa Puno.

Aseguró que no se infringió en absoluto al reglamento de contrato y menos se ha ocultado plazas para favorecer a gente de su entorno, como se denunció, y están a la espera del proceso que viene realizando la Diresa para cubrir las plazas.

Cabe recordar que fueron los mismos trabajadores quienes denunciaron que varias plazas administrativas fueron escondidas y que, para ingresar a dichos cargos, el director, administrador y secretaria general de trabajadores habrían pedido la suma de 5 mil soles, de manera que no pasen por ningún concurso público.

9 plazas vacantes fueron informadas a la Diresa Puno, a fin de que se seleccione a los profesionales idóneos para ellas, a través del concurso CAS 2017.