000014396MEl ministro saliente indicó que su salida tiene por objeto “contribuir a la necesaria estabilidad que demanda nuestro país”, dijo al hacer una declaración brindada en la sede de dicho portafolio.

La renuncia deja sin efecto la moción de censura que el pleno del Parlamento iba a debatir mañana.

Adrianzén también señaló que todas las decisiones vinculadas a este sector durante su gestión fueron de responsabilidad suya. “No he sido objeto de ninguna interferencia”, aseguró.

Inconducta funcional

En cuanto a la conclusión del nombramiento de la abogada Julia Príncipe Trujillo como procuradora especializada en delitos de lavado de activos, indicó que ello obedece a una abierta inconducta funcional.

Cuestionó la pretensión de Príncipe de desacatar la norma que establece la obligación que los procuradores tienen de pedir permiso cuando van a hacer declaraciones públicas.

Sostuvo que su negativa a seguir este mandato es “la razón fundamental” por la cual fue destituida.

“Constituye un hecho por lo demás insólito que alguien manifieste, estando en el servicio público, que tal o cual norma es inconstitucional”, indicó, aludiendo a la posición de la exprocuradora sobre la disposición mencionada.

“Esa facultad es privativa del Tribunal Constitucional y no se puede apelar o recurrir al denominado control difuso para mantenerse al margen del orden legal establecido”, expresó Adrianzén.

Rechazó, asimismo, “las insinuaciones con las que se pretende sostener que detrás de esa decisión hayan existido prácticas próximas a las usadas por la mafia de Rodolfo Orellana o del fujimontesinismo”. “Es un argumento político, carente de verdad y falaz en absoluto”.

Retiro de confianza

Adrianzén refirió que en los últimos días se apreció “una abierta inconducta funcional” en la postura adoptada por Príncipe Trujillo al desconocer la autoridad, la dependencia orgánica, funcional y administrativa que tenía.

“Había llegado a niveles ya intolerables para la continuidad de una función, que requiere de esta necesaria cuota de confianza para continuar”.

Señaló que si bien la destitución de Príncipe probablemente genere suspicacias, porque coincide con las investigaciones a la Primera Dama, descartó relación alguna con este caso. “En lo personal he podido percibir una suerte de abierta confrontación; las últimas semanas han demostrado que la actitud de Príncipe frente a las decisiones del consejo eran de abierta rebeldía”.

Expedientes

En conferencia de prensa, Príncipe informó sobre la entrega a su sucesora, la procuradora adjunta Janet Briones, de los más de 2,000 expedientes sobre lavado de activos que se encuentran en su despacho, y que abarcan a casos provenientes de todo el país.

Si bien expresó su disconformidad por su cese, Príncipe subrayó estar satisfecha por la labor desarrollada en los últimos años.

“La decisión que se ha tomado está perfectamente amparada en el ordenamiento legal vigente”.