La humilde madre junto a su bebe permaneció enmarrocado por casi tres días en el patio del terminal en Juliaca. Ella indicó ante los medios de comunicación  que recibió maltratos por parte Segundino Huayapa-con cuestionado pasado en Carabaya- y fue cuando la policía lo intervino.

Hasta el lugar llegaron vecinos y mujeres para denunciar este hecho y pidieron que la defensoría del pueblo y el Centro Emergencia Mujer intervenga en este caso ya que lo tienen detenida desde el lunes y no hay nadie quien lo apoye.