Estudiantes del CEPRE-UNA eran captados por terceros, para pagar de manera irregular sus pensiones por enseñanza, a un costo reducido de S/. 130 de lo que es 150 a cambio de no acudir al Banco de la Nación para efectuar la cancelación. Ellos al recibir el efectivo se comprometían a incluirlos en la base de datos de conformidad de pago.

El presidente de la Comisión del Centro Pre Universitario, Edgar Mancha Pineda, declaró que estas anomalías fueron alertadas por los padres de familia al indicar que sus hijos estaban siendo captados por los mismos compañeros de salón para realizar estos reembolsos a supuestos trabajadores de la entidad.

“He recibido mensajes de texto y llamadas de padres denunciando estos hechos, por ello mi persona el último fin de semana realizó un cruce de información con la entidad bancaria, para contrastar los pagos, donde me reportaron que un promedio de 100 alumnos de 5 mil que estuvieron en el anterior siglo estarían estafando a la Institución con un promedio de 15 mil soles”, manifestó.

Asimismo, enfatizó que existiría una mafia que viene operando desde hace varios años dentro y fuera del CEPRE, quienes manipulan el sistema a su libre albedrío. Por ello dijo que al evidenciar este caso anómalo teme por su integridad física, ya que sufrió un atentando hace semana atrás a él junto a su vehículo.

Frente a ello en la víspera la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, intervino las instalaciones del CEPRE–UNA, para recabar información de los denunciado e iniciar con las investigaciones correspondientes.