9 marzo 18. En jueves santo, la familia de don Eleuterio HUANCA CORONADO en circunstancias que realizaban el desyerbado de malezas de una de las tumbas de sus familiares en el cementerio de Yunguyo, como es de costumbre en esta fecha; muy sorprendidos hallaron un feto, un cuerpito de humano que aparentemente a simple vista se trataría de un varoncito y que en las últimas horas habría sido enterrado.

Doña María MAMANI de HUANCA, indico que les extraño que se haya movido la tierra y se encontrara sal encima de la tumba, lo que les motivo a seguir cavando hasta encontrar el feto junto a la placenta, hecho que les horrorizo e inmediatamente comunicara a sus familiares.

El hallazgo se produjo entre las 08:30 a 09 de la mañana, momento que muchas familias hacían la limpieza de las tumbas ubicados en el suelo.

Según se pudo establecer, a la vista; el feto tendría más de ocho meses de gestación, se le encontró desnudo y enterrado casi al ras de la tierra, el cordón umbilical le unía claramente a una placenta la misma que estaba expuesta en la superficie.

Ante el hallazgo, efectivos de la Policía Nacional llegaron al sitio para iniciar con las investigaciones e intentar esclarecer este hecho. Según las primeras hipótesis, el feto habría sido enterrado muy probablemente en las últimas horas (en la víspera).

Se esperó un buen tiempo para la llegada del representante del Ministerio Público, quien posteriormente se hizo cargo de las diligencias del caso.