Desde las cero horas de mañana jueves, los pobladores de la provincia de Carabaya acatan el primer día del paro de 48 horas que se extenderá hasta el viernes en contra del Gobierno Regional y Electro Puno. Esta paralización acataran los pobladores de la provincia de Azángaro quienes marcharan hasta la ciudad de Puno.

La tarde de este miércoles, las diferentes organizaciones sociales de la ciudad de Macusani, al mando del Frente de Defensa de los Intereses de la provincia (FEDIP) realizaron una última reunión para estipular las estrategias de lucha en este primer día.
Días previos, se fijó los barrios que estarán a cargo de la conformación de los diferentes piquetes que estarán concentrándose desde las cero horas en las salidas a Juliaca, Ayapata, Nuñoa y Ollachea.

El presidente del Fedip Dionisio Valeriano, señaló a radio Altura que se pedirá a Electro Puno, el inmediato inicio del mejoramiento de la línea Azángaro-Antauta, para cuyo proyecto el Ministerio de Anergia y Minas destino más de un millón de soles pero por desidia de esta entidad eléctrica, no se inicia con los trabajos con el temor de que estos dineros desaparezcan.

En tanto, a la entidad regional que presiden Juan Luque Mamani, se solicitará la inmediata conclusión de la carretera Macusani-Abrasusuya que se inició desde la gestión de Mauricio Rodríguez pero que al momento no se puede culminar por falta de presupuesto.