Ante las constantes lluvias que se presentaron en el altiplano puneño, los ríos incrementaron considerablemente sus caudales, así mismo las vías de comunicación de la selva puneña se han vuelto un boleto a la muerte para pasajeros y transportistas que constantemente viajan de Juliaca a la región de Madre de Dios.

Se presentan derrumbes y aluviones en el tramo de la carretera interoceanica casi a diario debido a las fuertes lluvias, el cual obstaculiza el normal transito por las vias de comunicación de la región Puno, uno de estos lugares críticos es el sector de Yanaccacca muy cerca a la ciudad de Macusani, así mismo el ingreso a la ciudad de Ollachea y otros.

Se recomienda a los usuarios de esta vía estar atentos a los comunicados de la concesionaria Intersur para evitar daños fatales.

R/JJCT