La Dirección Regional Agraria de Puno (Drap) declarará en emergencia cuatro provincias por daños en la agricultura. Se trata de Carabaya, Lampa, San Antonio de Putina y Azángaro.

En cada una de estas localidades la afectación a sembríos de papa, quinua, cebada y otros oscila entre el 55% y 67%.

El titular de este sector, William Morales Cáceres, aseguró que no solo la lluvia causó el perjuicio, sino también las heladas y el granizo. 

Recordó que en lo que va del año 45 mil 666 hectáreas de cultivo fueron afectadas por diversos factores climatológicos. “Las cuatro provincias registran mayor número de hectáreas afectadas. Por eso vamos a ver la mejor forma  de paliar los daños”, precisó.

Recordó que actualmente el seguro agrario está indemnizando a quienes perdieron sus sembríos por distintas razones naturales.