El Gobierno declaró hoy jueves el estado de emergencia a los distritos de Asillo en la provincia de Azángaro, Macarí y Nuñoa en Melgar y el distrito de Huacullani en la provincia de Chucuito, por el peligro inminente ante el periodo de lluvias 2019 – 2020.

A través del Decreto Supremo N° 031-2020-PCM, publicado en el boletín de normas del diario El Peruano, se establece que la medida será por 60 días para la ejecución de acciones, inmediatas y necesarias, orientadas a la reducción del “muy alto riesgo existente”, así como de respuesta y rehabilitación en caso amerite.

Las medidas y acciones de excepción, inmediatas y necesarias, destinadas a la respuesta y rehabilitación en las zonas afectadas serán ejecutadas por los Gobiernos Regionales de Arequipa, Moquegua, Tacna y Puno, así como, los Gobiernos Locales comprendidos.

Además, con la coordinación técnica y seguimiento del Indeci y la participación del Ministerio de Salud, del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, del Ministerio de Agricultura y Riego, del Ministerio del Interior, del Ministerio de Defensa y del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y demás instituciones públicas y privadas involucradas.

Finalmente, el Decreto Supremo precisa que la implementación de las acciones previstas, se financian con cargo al presupuesto institucional de los pliegos involucrados, de conformidad con la normatividad vigente.