En la última parte del primer debate presidencial 2021, organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), las candidatas Verónika Mendoza y Keiko Fujimori, junto a los candidatos Alberto BeingoleaMarco AranaCésar Acuña y George Forsyth, ofrecieron una intervención final de 30 segundos cada uno.

Keiko Fujimori y Alberto Beingolea

Por sorteo, la primera en dar unas palabras fue la lideresa de Fuerza Popular, quien al principio llamó a la resistencia a quienes han pasado por la “muerte, enfermedad, tristeza” y pérdida de trabajo que trajo la pandemia de la COVID-19.

“No te dejes guiar por estas falsas promesas que significan un salto al pasado. Yo te ofrezco un plan de gobierno, un gran equipo técnico y también mi experiencia de vida. He pasado momentos difíciles, sobreviví y me levanté con más fuerzo. Eso quiero transmitirte”, señaló Keiko Fujimori.

A esta intervención siguió la de Alberto Beingolea, del Partido Popular Cristiano, quien apuntó: “Nuestras crisis políticas y sociales tienen un solo origen: la crisis de valores que vive el Perú”. Según el líder pepecista, si es electo presidente del Perú, le gustaría ser recordado como “el presidente que encabezó una gran campaña para recuperar valores”. “Pondremos a padre y madre de familia para recuperar el hogar y desde ahí inculcar a nuestros niños valores”, dijo.

Para llevar a cabo esta iniciativa, el candidato indicó que utilizará “el arte y el deporte”. “El deporte enseña jugando valores como la disciplina, seguir las reglas, respetar a la autoridad. Eso es fundamental para tener un Perú mejor”, concluyó.