Los conflictos territoriales entre Puno y otros departamentos son constantes. Ahora se desató un nuevo conflicto entre el distrito puneño de Nuñoa (Melgar) y el distrito de Marangani (Cusco), debido a la falta de delimitación territorial entre ambas localidades.

Hasta la zona puneña de Quenamari llegaron el alcalde provincial de Melgar, Victor Huallpa Quispe, junto al consejero regional Leónidas Cano Calla, así como el alcalde del distrito de Nuñoa, Hector Yucra Tapara, y otras autoridades locales, con el fin de escuchar la demanda y necesidad latente de los habitantes del sector.

Los pobladores denunciaron que un buen número de habitantes de Marangani (Cusco), constantemente se trasladan en camiones al sector de Quenamari, para exigirles, mediante actas, pertenecer al territorio cusqueño, de manera que también se les pueda atender sus necesidades.

“Los habitantes de la zona sufrimos constantes amedrentamientos por parte de los pobladores de Marangani, quienes nos obligan a firmar actas, a fin de dejar de pertenecer a la región Puno”, dijo uno de los pobladores.

Por ello, las autoridades locales exigieron al Gobierno Regional Puno iniciar algunas acciones para hacer respetar el territorio puneño, y defender los intereses de la población, además de que en la prontitud posible se delimite la zona.

Por último, cabe precisar que el problema se extendió desde mediados del 2016, cuando un grupo de pobladores de Marangani quisieron invadir terrenos del sector, lo cual fue interrumpido por el accionar de las autoridades locales.

700 hectáreas de terreno, aproximadamente, tratan de invadir los pobladores de Marangani.