El día de ayer en una reunión sostenida en el distrito de Umachiri (Melgar), pobladores afectados de la cuenca Llallimayo acordaron en ingresar en una huelga indefinida desde el 22 de julio del presente, esto se debe a consecuencia de la mecida de los funcionarios del ejecutivo y además en la reunión no participaron, los afectados señalaron que el gobierno de Martín Vizcarra, no tiene las intenciones de solucionar la problemática medioambiental en la provincia de Melgar, y que esta viene siendo contaminado por la empresa minera Aruntani Sac.

Asunto Pacori en diálogo con radio Altura confirmó esta medida radical en contra de la contaminación ambiental. “Pedimos la paralización de toda actividad minera y la descontaminación de todos los espacios afectados por la minera” enfatizó el dirigente.