corah-iniciara-la-erradicacion-JPG_654x469Desde el último 21 de agosto, el Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales (CORAH), inició la instalación de un nuevo campamento en el sector de El Carmen, perteneciente al centro poblado de Lechemayo, distrito de San Gabán (Carabaya), para iniciar en breve la erradicación forzada de cultivos de coca.

Según los miembros de una comisión integrada por autoridades locales, dirigentes y miembros de las Rondas Campesinas de San Gabán, el campamento se instala bajo la protección de agentes de Dirección Nacional Antidrogas (Dinandro).

Este organismo iniciaría la erradicación de hoja de coca ilegal, a partir del mes de octubre próximo. Los integrantes de la comitiva, entre ellos el alcalde de San Gabán, Eustalin Yanqui; el presidente de las Rondas Campesinas del distrito de San Gabán, Rolando Charca Sucari; y el alcalde del centro poblado de Lechemayo, Walter Díaz Orihuela, defendieron la plantación de la coca.

Según sus argumentos, este cultivo es parte de los medios de subsistencia para más de 4 mil 500 habitantes.

Walter Díaz señaló que ellos no se oponen a la erradicación, lo que cuestionan es que el Ejecutivo no haya ingresado a la zona con apoyo de productos alternativos.

“Devida vino pero no tiene nada concreto en la zona. Cómo es posible que se erradique sin que haya presencia del Estado. Primero tiene que haber productos alternativos y luego se puede erradicar”, señaló Díaz.

Ratificó que la producción de la coca se destina a la comercialización en la ciudad de Juliaca, aunque no niegan la presencia de firmas del narcotráfico.

El dirigente de las Rondas Campesinas, Rolando Charca, durante su intervención, explicó que los integrantes de la comisión buscarán diálogo con las autoridades de Devida y de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), bajo la mediación de los parlamentarios por Puno.

Cabe indicar, que en la zona no hubo erradicación desde hace 10 años. En 2004 se erradicó más de 1500 hectáreas de este cultivo, hecho que terminó en un violento enfrentamiento que dejó incluso víctimas fatales.

Los miembros de la comisión informaron que en una reunión realizada la semana anterior, se acordó que pertenecerán a la región de Madre de Dios y renunciarán a la región Puno, por falta de atenciones.

En las próximas semanas, viajarán a Puerto Maldonado, para luego izar la bandera de esta región en el distrito de San Gabán, en una ceremonia especial, confirmando su adhesión territorial.

Otro de los motivos es el constante enfrentamiento con el distrito de Ayapata, conflicto territorial que no fue solucionado por las autoridades altiplánicas.

“Hasta el momento no existe ninguna intención de solucionar la demarcación territorial por parte del Gobierno Regional, tampoco existe apoyo”, refirió Rolando Charca.

El pedido expreso de separarse de Puno será también planteado ante la Dirección de Demarcación Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros, para que sea esta entidad la que inicie los trámites y oficialice la adhesión de esta zona a la región de Madre de Dios.