Veinte instituciones educativas en el ámbito de la región Puno, han sido intervenidas por la Contraloría General de la República en el marco del Operativo Nacional de Control al Programa Qali Warma para verificar la prestación del servicio alimentario (raciones y productos) que se ofrece a niños y niñas de instituciones educativas de los niveles de inicial, primaria y secundaria.

El operativo inició el día de ayer 21 y se prolongará hasta el 24 de agosto del presente año, bajo la modalidad de visita preventiva, y comprenderá una muestra representativa de 530 instituciones educativas, en las 25 regiones del país. Participan 857 auditores, provenientes de la sede central y de las Gerencias Regionales de Control.

Los aspectos que se están verificando son: Entrega de raciones por el proveedor, condiciones de almacenamiento y/o salubridad en el servicio, distribución de desayuno y/o almuerzo a los alumnos sin afectar la jornada escolar, nivel de consumo de desayuno y/o almuerzo por parte de los alumnos,destino de las raciones o productos entregados por el Programa, raciones incorporan alimentos proteicos provistos por el Programa, entre otros.

El gerente regional de Control de Puno, Jilmer Salas Neyra, informó que, personal de la contraloría se ha constituido hasta las provincias de Azángaro, Carabaya, Chucuito, El Collao, Hunancané, Lampa, Moho, Puno, San Román y Sandia.