47968_370x0La Contraloría General de la República, a través del informe Nro 040-2016-CG, detectó cobros indebidos en los trabajos de mantenimiento de la carretera Juliaca-Huancané-Moho-Titali y desvío Huancané-Putina-Sandia-San Ignacio, tramos Putina-Ananea y Juliaca-Huancané, generando un perjuicio económico de 14 millones 774 mil 228.75 soles al Estado Peruano.

Conforme a este informe, que es resultado de una auditoría, se habría cometido tal irregularidad cuando se valorizó y se pagó la partida de mantenimiento en el tramo Putina – Ananea; asimismo, mediante la partida de emergencias se pagaron también trabajos en el tramo Juliaca – Huancané, a pesar de que estos estaban previstos contractualmente.

Además de presuntos pagos injustificados, los auditores verificaron que estos tramos presentan deficiencias, siendo mayor la incidencia de baches, hundimiento de plataforma, fisuras, desgaste de la superficie de rodadura y ahuellamiento, dando evidencias de incumplimiento del contrato que firmó la empresa encargada de realizar los trabajos.

De igual forma, la Contraloría identificó similares irregularidades en la ejecución de los contratos de gestión y conservación de carreteras de la red vial nacional, que están ubicadas en las regiones de Ayacucho, Ancash, Apurímac, San Martín, Loreto, Lambayeque, Junín, Pasco y Cajamarca, ocasionando pérdidas por más de 105 millones de soles.

Estos actos se habrían registrado debido a la deficiente labor de supervisión por parte de Provías Nacional, que asignó un solo ingeniero a cada carretera; por ello, cuando los auditores hicieron la inspección física dentro del periodo de garantía del servicio de conservación vial, no habrían encontrado casi ninguna vía en buen estado.